Armario Sabrina


2.900,00


El armario Sabrina data de 1912.

Una anciana, mantenía los muebles originales de esa fecha,  hasta los tresillos… Y entre muchos, ese armario.

Estuvo varios días en el taller, dando cabida a miles de posibilidades.

Era una pieza tan única y exclusiva, que debía recibir un tratamiento especial, no valía cualquier cosa.

 Sobre  una plataforma con ruedas, giraba y giraba, pero ninguna idea enamoraba a la restauradora.  

Un domingo por la tarde, sentada frente al armario, reflejada en ese espejo que comenzaba a perder su azogue, se trasladó  a un  salón pequeño, pero cómodo, con piezas muy femeninas, clásicas, pero con aspecto nuevo y  sofisticado, todo le  recordaba a la película “Sabrina”.

Después de un día duro, nada mejor que llegar a esa estancia, sin tv , sólo buenos libros, olor a madera vieja y un armario que dentro escondía un disimulado pero coqueto mueble bar.  Selectas botellas de whisky y ginebra, bastidores de madera original, con su inconfundible aroma y piel de skai.

Con los colores, aún por definir, se puso manos a la obra. No era tarea fácil retirar toda esa  capa de goma laca, aplicada a muñequilla, hacía más de cien años. 

El interior y la chapa que cubría el espejo, determinaron el  nuevo diseño del armario. Mantenía firme, la elegancia del negro, la esperanza del blanco y lo sofisticado del oro. Y así fue, con una plantilla de cartón como comenzó a marcar cada rectángulo, haciendo coincidir todos los vértices y pintando pieza por pieza. Unas rayas con esmalte de color oro y técnica en relieve en la parte del armazón, y poliuretano en toda la superficie para conservar en buen estado la pintura. 

 En el interior, la tapicería en skai negro de alta tecnología crea un efecto piel de gacela. Dos baldas de cristal, que perfectamente pueden hacer las veces de  botellero, o si así lo prefieres, un pequeño pero lujoso zapatero, una divertida librería.

 Es una pieza única pero tan versátil que nos permite adaptarla a tus necesidades. Se mantiene el bastidor original así como el interior del cajón, que se mantiene en perfecto estado. 



El armario Sabrina data de 1912.

Es una exquisita pieza tratada con mucho cariño y dedicación.

El exterior del armario está pintado en esmalte acrílico satinado blanco y negro. Los detalles dorados que presenta están hechos con esmalte rojo oro y técnica en relieve. Todo el exterior lleva una capa de poliuretano incoloro satinado.

En el interior, la chapa y el bastidor original han sido tratados con aceites para su recuperación.

Todo el armario presenta una tapicería en skai negro, efecto piel de gacela.

Peso 49 kg
Tamaño 187 x 121 x 52 cm
Medidas

Alto: 1.87 m Fondo: 0.52 m Ancho: 1.21 m

Peso

49 kg

Color

Blanco y Negro

Origen de la producción

España

Envío

El coste del transporte y embalaje a través de Madrid-Art es de 400€ + IVA

Observaciones

El precio de este producto no tiene el IVA incluido

PRODUCTOS RELACIONADOS