Comercios minorista vs grandes franquicias

Desde hace varios años el comercio minorista se ve afectado por el crecimiento de las grandes cadenas comerciales. En este post queremos destacar las claves que pueden hacer al pequeño comercio fuerte frente a las franquicias:

  1. Las empresas pequeñas son más ágiles. El comercio minorista no se enfrenta a extensas cadenas de mando ni grandes consejos de dirección que muchas veces son lastre a la hora de resolver problemas. Los pequeños negocios pueden tomar decisiones de un modo más diligente.
  1. Pocos recursos usados con creatividad. No hay margen para el despilfarro y una pequeña pyme productiva consigue llegar a sus metas con menores costes de infraestructura y personal.
  1. Viajan con menos equipaje. Las pymes disponen de pequeños equipos lo que les permite disponer de una mayor capacidad de reacción con la que hacer frente a los cambios de mercado.
  1. Son negocios “cercanos”. El trato con el cliente es más personalizado que en el caso de grandes empresas lo que ayuda a fidelizar y conocer de cerca las necesidades del cliente potencial. Los lazos que les une con los consumidores son muchos más fuertes que los de las multinacionales.
  1. Ser pequeños les hace efectivos. Tienen un target muy específico lo que les facilita crear campañas de marketing directas para fortalecer su círculo de clientes o abrir mercado.

¿Qué les hace más débiles a los Comercios ?

Generalmente el comercio minorista no considera primordial realizar inversiones encaminadas a la creación o consolidación de su marca. Es fundamental para mantenerse en un mercado altamente competitivo, invertir para captar nuevos clientes y mantenerse en la memoria de aquellos fidelizados. Ya no basta con diferenciarse por producto, el cliente demanda algo más, una experiencia de compra que solo puede ser percibida cuando se cuidan todos los elementos que forman parte del negocio, desde su branding hasta su interiorismo.

Cuando se cuenta con un presupuesto reducido hay que determinar cuáles de las acciones a realizar son viables para cada empresa. Un estudio de imagen corporativa o una buena aplicación de la imagen en el negocio reportarán beneficios con una inversión relativamente pequeña.

Una pequeña pyme con una gran imagen de marca puede convertirse en un negocio capaz de competir con las grandes cadenas comerciales.



LEAVE A COMMENT