Iluminación en espacios corporativos

Una de las claves de un buen espacio comercial es una cuidada iluminación. Atrae al consumidor, refleja la identidad corporativa y crea sensación de confort. La luz relaciona espacio, cliente y objeto. Guía al consumidor mientras recorre y disfruta del ambiente.

El tono de la iluminación influye en gran medida en la percepción del espacio y el producto. La elección de un adecuado tono mejora la apreciación del artículo y provoca una adecuada sensación lumínica en el espacio.
light-2

¿Luz amarilla, azul o blanca? El color de la iluminación puede controlarse teniendo en cuenta un concepto, la temperatura del color. Esta varía de los tonos más fríos, con temperaturas superiores a 3000ºk, a los tonos más cálidos, con temperaturas inferiores a los 3000ºk. La tonalidad neutra se encuentra entre los valores 2700-3000ºk.

¿Qué tonalidad se debería escoger? Se ha de procurar no alterar en ningún caso el color del producto. La iluminación cálida es idónea para lugares donde se requiera un ambiente de hospitalidad y confort: restaurantes, recepciones, habitaciones de hotel. Por otro lado la iluminación neutra es óptima porque potencia el color del producto: tiendas de ropa, cocinas, salas de restauración. La luz fría se suele debe utilizar en zonas donde se desee generar mucho tránsito, como grandes áreas comerciales, y en espacios de trabajo.

light-3

En la imagen superior se ve uno de nuestros proyectos de iluminación más recientes para la firma de relojería Hour Passion. En él hemos trabajado intercalando luminaria fría con cálidas. De este modo hemos conseguido un ambiente lúminico que reproduzca correctamente las diferentes tonalidades metálicas de las joyas.

En In Out Studio compartimos contigo la pasión por el diseño. Si nuestro post te ha parecido interesante te invitamos a unirte a nuestro mundo. Recibirás en primicia nuestras publicaciones y novedades. Sólo tienes que registrarte.



LEAVE A COMMENT